Si no puedes deslumbrar con tu sabiduría, desconcierta con tus gilipolleces...

18 septiembre 2006

Don Jaime de Mora y Aragón (Post mortem) felicita a Los Juanolas por “su buen hacer farril”.

Filed under: Fan Juanola del Mes,Inclasificable — @ 7:18 am

Sí, ya sabeis que en ocasiones los difuntos me mandan algún que otro correo electrónico desde el otro lado. Hace unos días recibí, vía Hotmail, una misiva de todo un sangre azul de la Farra: Don Jaime de Mora y Aragón. Transcribo fielmente su mensaje:

” La farra hecha arte. Embrujo. Virtuosismo. Engalanais la fiesta, Juanolas. Ciudades como Jumilla, Villena y Yecla desprenden vuestra fragancia: Son Libres, al fin. Gracias por vuestro buen hacer. Jónguez, falta tu nombre entre nosotros, Marbella fue pensada para tí “

Como complemento, para aquellos que desconozcan al ilustre, añado una magnífica reseña biográfica de Don Jaime publicada, allá por el 2002, en un artículo que Mondobrutto dedicaba a la Jet Set Marbellí.

Don Jaime de Mora y Aragon.

En nuestra modesta opinión, uno de los cinco hombres más trascendentales de la historia de la humanidad, a la altura de un Carlomagno o un Napoleón, por ser generosos. Con Napoleón y Carlomango, por supuesto. Don Jaime de Mora y Aragón, el hombre que escandalizó al mundo al declarar en Interviú (agosto de 1983) “he hecho el amor con monóculo”, es el epítome del vividor de profesión, del artista de la disipación. Pocos hombres, como él mismo se jactaba, “han trabajado tan duro para no dar palo al agua”. Nacido en el seno de una familia, como ya imaginarán, de rancio abolengo, Don Jaime mostró sus impresionantes aptitudes para la molicie ya desde pequeño, siendo expulsado consecutivamente de multitud de colegios: el Saint Louis de París, Le Rosary de Suiza, el Colegio Naval y el Liceo Francés de Madrid, entre otros. A los 17 años comenzó derecho, carrera que, afortunadamente, no acabó jamás, dedicando todos sus esfuerzos en dilapidar fortunas en trajes de sastre. Estos gastos, unidos a los devenidos de los caprichos de su querida (y perdonen el palabro), le acabaron enemistando con su familia. Lo que hay que ver, qué falta de comprensión. El caso es que, mosqueado, se marchó a París, donde dormía en los bancos de los parques y se codeaba (en la barra, por supuesto), con la bohemia, incluidos los existencialistas (era gran amigo de Sartre, algo a lo que no nos acabamos de hacer a la idea). Es en esta época cuando su hermana pegó el bolazo y se casó con Balduino, convirtiéndose en la reina de los belgas. Don Jaime, cuya fama de crápula ya era universal a estas alturas (recordémos su célebre y misógino aforismo “Yo divido a la mujer en tres zonas: zona norte, centro y sur. Me interesa conquistar la zona norte para poder invadir el sur e instalarme en la zona centro”), no fue invitado al enlace. Él, simpático y elegante, reaccionó como era de esperar: amenazando con publicar los diarios íntimos de su hermana, y de paso sentando precedente y cátedra sobre el comportamiento de todo hermano de princesa que se precie, como hemos podido apreciar décadas después con las andanzas de “Champagne” George, el inverecundo hermano de Lady Di. El escándalo que se formó fue monumental, lo que proporcionó jugosas plusvalías a las siempre necesitadas arcas de nuestro héroe.

Como ya imaginarán, al cabo de un par de meses Don Jaime ya estaba de nuevo a dos velas. Regresó a Madrid y comenzó a ganarse la vida, alucinen, ¡como taxista! Algo digno de ser visto. Para completar sus ingresos, por las noches tocaba el piano en un puticlub. Y sin despeinarse. Pero si todo esto ya les parece un estilo de vida digno de un merry prankster o de un manager de Carmina Ordóñez, la cosa no acaba aquí. Resulta que, de buenas a primeras, le dio el venazo y se marchó a Nueva York, donde se convirtió ¡en el primer estibador con monóculo de la historia! Y, ya para completar la peripecia, se largó a Argentina y… ¡se hizo luchador de wrestling! ¡Don Jaime de Mora y Aragón Luchador de Wrestling! Si no se lo creen (cosa que diría mucho de su salud mental) aquí tienen un extracto de una entrevista con el ídolo, en la que narra su momento de esplendor en el estrambótico deporte de la lucha libre: ” En Argentina hice catch-as-can, una variante de la lucha libre, y llegué a disputar en el Luna Park un combate glorioso, ante 16.000 espectadores. Me presentaban como “El Conde”. Iba con capa española, sombrero, saludaba muy fino a todas las señoras de la primera fila, besándoles la mano. Y luego salía el pobre armenio, que era el malo, y rugía, escupía y me quería dar golpes a traición. Ganamos los dos. Estábamos conchabados. Nos repartimos la bolsa”. Como siempre, corruptus in extremis.

Vuelta a Madrid y vuelta al taxi, los siguientes años fueron una lucha titánica que Don Jaime libró contra el mundo laboral. Finalmente logró vencer, gracias a las recomendaciones de varios amigos, que le hablaron de Marbella, el lugar ideal para enfocar sus inquietudes artísticas hacia la pintura. De monas.

En Marbella Don Jaime se convirtió en el personaje “bigger than life” que todos conocimos en su día. Autobuses y más autobuses venidos de los más inhóspitos rincones de toda Europa se acercaban hasta Marbella para poder admirar su fina estampa in person, buscando que este Santo Barón de la Buena Vida les curara de esa enfermedad llamada trabajo. Con lágrimas en los ojos se podía ver a estos peregrinos perseguir tímidamente a Don Jaime en sus quehaceres cotidianos, que consisitían, básicamente en no hacer nada: un paseo en Rolls hasta Puerto Banús, una vernissage por allá, una cocktail party por acullá… Aquellos que conseguían seguir a Don Jaime en este tremendo ajetreo ocioso (“es un no-trabajo duro, pero alguien debe hacerlo”) durante 24 horas seguidas recibían la recompensa divina de verlo en sus tres estados: impecable aristócrata por las tardes, despendolado aristo-crata por las noches, de boite en boite, y aristoresácrata por las mañanas, hasta el monóculo de gelocatiles, herido en el Almax.

En cualquier caso, no crean que pese a haberse convertido en el monumento viviente más visitado de Marbella los apuros económicos habían abandonado a Don Jaime. Durante dos décadas continuó susbsistiendo como buenamente pudo, promocionando esto y aquello, haciendo esporádicas y gloriosas apariciones en el cine (joyas de la cinematografía carpetovetónica como “Pierna Creciente, Falda Menguante”, “Sex o no Sex” o “Un Adulterio Decente” contaron con su presencia, siempre “as himself”), vendiendo cosillas a la incipiente prensa rosa, escribiendo canciones que serían censuradas ( como su procaz oda “Christine”, dedicada a Christine Keeler, la amante del primer ministro Profumo, canción censurada en la BBC, casi nada) y, por encima de todo, acumulando deudas sin descanso… Eso sí, siempre hecho un pincel: con su clavel en la solapa, el traje impecable, el anillaje pesado y la gomina esculpiendo su frondosa matapelo, formando en la nuca un gracioso mullet que para sí quisieran muchos modernos ahora. Y es que, como ya decía el propio Errol Flynn, “Cuando uno está sin blanca es cuando mejor vestido debe ir”

De repente, un día cambió su suerte. Por fin él encontraba a un Balduino a su medida. se trataba del célebre traficante de armas Adnán Khashoggi, que acababa de atracar su yate-como-un-portaaviones “Nabila” en Puerto Banús y el todo Marbella le recibía en una fiesta. Pese al marcaje que todos los invitados hacían sobre su persona, sin duda ansiosos por hablar con alguien que, al más puro estilo Casino de Scorsese, tenía que ponerse la mano delante de la boca para dar órdenes a sus colaboradores, el orondo señor de la guerra no pudo dejar de fijarse en una inquietante figura que desfilaba entre la multitud con un empaque y una prestancia que ni un anuncio de Andros. Fue un autentico flechazo. Ambos tenían lo que el otro necesitaba, así que su alianza no tardó en fraguarse. Don Jaime, hecho un Pigmalión, intentó enseñarle modales al mangante magnate y, de paso, introducirle en el círculo de la High (sin ningún éxito: todos le hacían el vacío porque escupía las cabezas de los langostinos. Esto es verídico) mientras que Khashoggi le ofrecía un suculento subsidio a su menesteroso amigo, consistente en 2000 dólares al més de la época, en calidad de “Asesor de inversiones en Marbella”. Cinco palabras, tres eufemismos. Ya con su sueldo fijo (en realidad el término más exacto sería alimony), Don Jaime pudo por fin cumplir algunos de sus grandes sueños, el más bizarro de los cuales fue su transformación en motero de Harley, con su propia banda de Hell´s Angels que, como no podía ser de otra manera, le adoraban como a un Dios. Pocas imágenes permanecen en nuestra retina tan vividas como las de un Don Jaime enseñando cómo el Blazer y las botas camperas no tienen por qué ser enemigos irreconciliables.

Desafortunadamente, nuestro querido Don Jaime puso tal empeño en cumplir sus sueños que al cabo de unos meses ya fue necesario implantarle un marcapasos. Su salud se fue deteriorando y su presencia en actos públicos (por no hablar de los púbicos) se redujeron hasta dejar de existir. El día de su muerte, con demencial desfile de Harleys en el sepelio incluido, fue el día que murió Marbella. Y Mucho más. Estés donde estes, querido Don Jaime, ¡Party Hard!

13 comentarios »

  1. NI INDURAIN,NI ALONSO,NI GASOL,NI COLON,NI SU PUTA MADRE…POR PRIMERA VEZ EN MI VIDA ESTOY ORGULLOSO SE SER ESPAÑOL !!!
    AH,Y A PARTIR DER AHORA LLAMARME JAVI DE GOMEZ Y FLOR,POR CIERTO…

    Comment by Sir Jongo — 18 septiembre 2006 @ 10:29 am

  2. Don Francisco Javier de Gómez y Flor, lo de los diarios de su hermana es sencillamente brutal… y lo del Kasogi que ponía la pasta y este ponía la clase no tiene precio…

    Comment by El primo del Chino — 18 septiembre 2006 @ 10:32 am

  3. SEGURO K EL BOLO APROVECHA PARA CONTAR QUE FAMILIA SUYA Y ESTUVO VIVIENO EN ALCOY Y QUE UN AÑO SALIO DE CABO DE LOS CANTRABANDISTAS…ES TODO MENTIRA,PERO SEGUIRLE EL ROLLICO…

    Comment by Sir Jongo — 18 septiembre 2006 @ 10:35 am

  4. MERECE UNA PERFORMANCE…

    Comment by Sir Jongo — 18 septiembre 2006 @ 10:38 am

  5. ¿Y qué hace con la Vivi? Queremos saber!!!

    Comment by El primo del Chino — 19 septiembre 2006 @ 10:13 am

  6. La desmueletá, also know as Viviana, tendrá que explicarse por si misma. Le concedemos el beneficio de la duda.

    Comment by Kalaco — 19 septiembre 2006 @ 1:02 pm

  7. Francisco Javier de Gómez y Flor, a sus pies. Coci, gracias por la ayuda técnica.

    Comment by Kalaco — 19 septiembre 2006 @ 1:06 pm

  8. KALAKO,TENGO UNAS FOTICOS DE ESPARTACO SANTONI…

    Comment by Sir Jongo — 19 septiembre 2006 @ 1:20 pm

  9. QUÉ PROHOMBRE!!!, QUÉ DISFRAZ PARA HALLOWEN!!!, QUE EJEMPLO PARA LA JUVENTUD!!! HAY QUE CREAR YA UNA PLATAFORMA PARA QUE LE HAGAN UNA CALLE EN VILLENA!!!

    Comment by La letra O — 19 septiembre 2006 @ 1:47 pm

  10. O PARA QUE EL TERCER INSTITUTO LLEVE SU NOMBRE!!!

    NO PUEDE CAER EN EL OLVIDO!!!

    Comment by La letra O — 19 septiembre 2006 @ 1:48 pm

  11. Pásame las fotos, Jonguez, que los del Mondobrutto también se acordaron del “Cansadamas”.

    Comment by Kalaco — 19 septiembre 2006 @ 2:39 pm

  12. Genial, no sólo fan del mes, yo lo propondría para santo patrón de la causa juanola. El día de su muerte festivo. Y lo del tercer instituto con su nombre es cojonudo.

    Comment by La Perra Mala — 20 septiembre 2006 @ 9:47 am

  13. taxi en lima

    Tierra y Triguico :: Boletín Revolucionario Juanola :: » Don Jaime de Mora y Aragón (Post mortem) felicita a Los Juanolas por “su buen hacer farril”.

    Trackback by taxi en lima — 17 junio 2014 @ 8:34 pm

RSS feed para los comentarios de esta entrada. | TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.